A veces la vida te pone a prueba, muchas seguro que os sentís reflejadas, que hacemos las madres con tanto tiempo libre y con niños en estos tiempos?

Hace 15 años ya que vivo en Andorra, un país que hasta ahora casi  no conocía, siempre trabajando y a casa, pero en estos tiempos me he abierto a descubrir, y que mejor que con mis 2 hijos con todo el tiempo del mundo (ahora que ya podemos salir…)

Mi hijo pequeño tiene 3 añitos, pero ya se esta haciendo un pequeño explorador. Descubrir la naturaleza en sus pequeños ojos, ver los pequeños insectos en su casa, explicarle lo maravillosa que es la naturaleza que nos rodea, eso no tiene precio, ver observar, sentir y volver a ser una niña como ellos, dejar salir a esa niña interior que todas tenemos. Y mi hija, 10 años, toda una mujercita, tanto que me enseña día a día, y tanto que me confronta también, enseñándome a sanar lo que me queda a mi por sanar, desde su mirada. Todo un proceso que las que somos madres tenemos que afrontar, a veces mejor o a veces peor, pero que nos eleva a un nivel mas alto de sanación.

Pero, ahora que ya vemos la luz, que podremos volver al trabajo, que hacemos con ellos? Personalmente, y casi también por obligación, este verano sera diferente, la vida ya no es como la recordamos, nada es como antes (por suerte en muchos aspectos), así que este verano estaré el máximo posible con ellos, tenemos una oportunidad de poder enseñarles otra manera de vivir, sin tanto estrés como antes, aunque esto signifique dejar de hacer otras cosas, porque sinceramente, esta época la vamos a recordar por siempre y después de la tormenta que mejor que poder vivir libres??? no se me ocurre mejor plan.

Y escribo este post, para abrir conciencia, como mujer emprendedora, como madre, como mujer salvaje, como mujer en todos los aspectos femeninos que tenemos como cíclicas, no somos solo una como nos pensamos, somos múltiples mujeres en una, amándonos y sintiéndonos cada día diferentes, viendo nuestras luces y sombras. Mi idea este verano, ya que tengo un espacio disponible, tenemos este maravilloso paisaje que nos rodea, abrir a crear una gran tribu de verdad, ayudándonos unas a otras, cada una aportando su granito de conocimiento, fuera de los juicios y cargado de amor y sanarnos, nutrirnos, hacer talleres, círculos, tiendas rojas, rituales, salidas a la montaña, charlas, talleres prácticos,todo lo que surja es bienvenido a este espacio. Así que si lees este post y te apetece unirte, eres mas que bienvenida, la idea es cada semana juntarnos y nutrirnos, desde un espacio de seguridad, empatia, confidencialidad y respeto.

Y porque crear una tribu? porque las mujeres juntas somos mucho mas, no como nos han enseñado siempre que tenemos que rivalizar unas con otras, ser las mejores, esa idea esta obsoleta, es del viejo mundo, del viejo paradigma. Hacer una tribu es enriquecedor, cada una somos diferentes, y todas, todas, tenemos algo que aportar, sacar nuestra creatividad, que a veces sentimos que no esta, después de tantos años olvidada, pero esta esperando a que nos volvamos a escuchar y sentir. Las mujeres necesitamos de otras mujeres, que mejor que estar juntas?

Revolucionemos juntas el mundo, unidas, este nuevo mundo que se esta gestando nos necesita, y mas en Andorra, muchas que somos de fuera, que estamos «solas», que emprendimos este viaje a otro país que nos ha acogido y yo personalmente le debo tanto.

Abrir chat